U

Umbral de IVA de la UE para servicios digitales B2C para microempresas

Por Dylan / En Uncategorized / 4 Min leído

Desde 2019 la Unión Europea introdujo un nuevo umbral de 10.000 euros para el suministro total de servicios digitales a los consumidores en la UE en un año calendario. Como resultado, las empresas estarán sujetas únicamente a las reglas de IVA en sus países de origen si sus ventas relevantes en la UE en un año (y el año anterior) caen por debajo de este umbral.

Rusia introdujo el IVA para las ventas digitales B2B

Nuevas normas tributarias vigentes a partir del 1 de enero de 2019. Las empresas extranjeras que prestan servicios suministrados electrónicamente a empresas rusas o empresarios individuales serán responsables del cálculo y el pago del IVA ruso. El IVA anterior se debía solo a las ventas digitales B2C.

La tasa del IVA aumento del 18% al 20%

Umbral:

No existe umbral de registro de IVA. Por lo tanto, los proveedores extranjeros, deberán registrarse si realizan incluso un solo suministro electrónico del volumen de dicha venta.

Nuevas reglas para mercados

Los mercados en línea responsables del IVA faltante en Alemania y el Reino Unido. Los vendedores a distancia pueden necesitar adaptar sus procesos comerciales para garantizar su cumplimiento. En cualquier caso, los vendedores a distancia deben solicitar una confirmación de registro lo antes posible. No está claro si los mercados requerirán una confirmación original de sus vendedores. Por lo tanto, si es posible, los vendedores a distancia deben solicitar una confirmación por separado por cada mercado que utilizan. Esta norma será aceptada por todos los países de la UE para 2021, los mercados serán responsables de garantizar que el IVA sea recaudado en ventas de bienes por parte de empresas no pertenecientes a la UE, a consumidores de la UE que tengan lugar en sus plataformas.

Umbral de ventas a distancia de Suiza

A partir del 1 de enero de 2019, el umbral de registro para ventas a distancia será de 100.000 Francos Suizos(anualmente).  En este sentido, si la facturación anual de 2018 excede o la facturación anual esperada en 2019 excederá este umbral, la empresa tiene una obligación tributaria a partir del 1 de enero de 2019.